Compartir

viernes, 8 de febrero de 2013

Un ambiente propicio...para la esquizofrenia: segunda parte

(Continúa de la entrada de ayer)

Mecanismos biológicos del impacto del ambiente
Van Os et al. explican que la negligencia temprana así como los problemas en el ambiente -los cuales liberan las vías de señalización del estrés- pueden originar un deterioro en la respuesta neuronal y síntomas de disfunción cortical prefrontal profunda, generando un vínculo directo entre el ambiente y los deterioros cognitivos que se observan en el síndrome psicótico.

La expresión en el desarrollo, que es dependiente de la edad, de experiencias psicóticas sub-clínicas es generalmente transitoria. Sin embargo, explican los autores, la exposición repetida a factores de riesgo ambiental puede causar que las experiencias psicóticas sub-clínicas subsistan y se hagan más severas, resultando en el comienzo de una enfermedad psiquiátrica, al menos en una parte de los individuos. Adicionalmente, Van Os et al. explican que hay evidencia de que la exposición a la adversidad en la niñez puede "volver" a los individuos más sensibles a los efectos del estrés en la adultez, así como más propensos a experimentar "percepciones anómalas".

Con respecto a la neurobiología del síndrome psicótico, según Van Os et al., gran parte del trabajo hasta la fecha se ha enfocado en sistemas de neurotransmisores. La hipótesis de la dopamina (DA) ha sobrevivido varias décadas. Su versión actual postula que múltiples riesgos genéticos y ambientales durante el desarrollo interactúan para conducir hacía una vía común sencilla de híper-producción (presináptica) de DA en el estriado (núcleos de la base y núcleo Accumbens), causando las alucinaciones y los delirios. Debido a que la función dopaminérgica [de la producción de DA] se encuentra entrelazada con, y a la vez es regulada por, la señalización gabaérgica (GABA), glutamatérgica (glutamato) y de endocannabinoides, las perspectivas actuales acerca del impacto del ambiente no sólo incluyen las anormalidades de estos sistemas durante el desarrollo, sino que también tienen en cuenta las posibles alteraciones en la mielinización, la formación de sinapsis, el sistema inmune y el metabolismo mitocondrial.

Agregan Van Os et al. que la evidencia sugiere una conexión cercana entre los síntomas positivos de un trastorno psicótico [como las alucinaciones, la manía o la desorganización del pensamiento], la alteración de la neurotransmisión dopaminérgica mesolímbica y la exposición ambiental. La neurotransmisión mesolímbica incluye al núcleo Accumbens, el cual puede ser visto como el sitio de integración de las experiencias sensoriales de abajo-arriba y el control cognitivo de arriba-abajo de la neurotransmisión dopaminérgica, lo cual permite regular el disparo de DA en el área tegmental ventral gracias a la retroalimentación gabaérgica a través del (globo) pálido ventral.

Mecanismos de interacción gen-ambiente
Según Van Os et al., los genes pueden controlar la exposición ambiental y la sensibilidad al ambiente, el fenotipo puede inducir causalidad inversa y el ambiente puede ocasionar mutaciones (epigenéticas).

La manera de medir la exposición al ambiente generalmente incluye medidas aproximadas de factores mediadores desconocidos. Por su parte, las medidas de riesgo genético pueden incluir medidas epidemiológicas (indirectas) o moleculares (directas).

Finalmente, las variaciones genéticas y epigenéticas conocidas actualmente comprenden polimorfismo de un solo nucleótido, variaciones en el número de copias, metilación del ADN y alteraciones en la estructura de la cromatina y (de la cola) de las histonas.

Más allá de la interacción gen x ambiente
Van Os et al. explican que la investigación ha mostrado que las alteraciones cognitivas, la psicosis (alucinaciones y delirios) y la desregulación afectiva que se observa en los trastornos psicóticos (como la esquizofrenia o el trastorno bipolar) también son prevalentes en trastornos mentales comunes (como los trastornos de ansiedad y la depresión) y que las diferencias entre los dos grupos son cuantitativas en vez de cualitativas.

Agregan Van Os et al. que la expresión comportamental de la predisposición a los trastornos psiquiátricos puede conceptualizarse como las "alteraciones en la sensibilidad al contexto", expresadas como reactividad al ambiente (p. ej., sensibilidad al estrés).

Conclusión
En conclusión, hay evidencia de que la predisposición genética para un síndrome psicótico está mediada en parte por la sensibilidad diferencial a los ambientes de victimización, la experiencia de exclusión social, las sustancias que afectan el funcionamiento del cerebro y al trauma durante el desarrollo.

Finalmente, como premisa general, Van Os et al. afirman que el cerebro humano ha evolucionado como un sistema altamente sensible al contexto, permitiendo la flexibilidad comportamental frente a los retos constantemente cambiantes del ambiente.

Referencia: Van Os, J., Kenis, G., Rutten, B.P.F. (2010). The environment and schizophrenia. Nature, 468. pp. 203-212.


Comentario
De antemano me disculpo, pues no haré comentario. El abstract o resumen de este artículo tan importante me parece suficientemente claro y expresa muy similarmente, pero mucho mejor, mis ideas, así que, en cambio, traduciré el abstract aquí: 
Los síndromes psicóticos pueden ser entendidos como trastornos de la adaptación al contexto social. Aunque con frecuencia se enfatice la herencia, el inicio del trastorno está asociado con factores ambientales tales como la adversidad temprana, el crecimiento en un ambiente urbano, la posición del grupo de minoría y el uso de cannabis, lo que sugiere que la exposición puede tener un impacto en el cerebro "social" en desarrollo durante períodos sensibles. Por tanto, la herencia como índice de influencia genética puede ser de poder explicativo limitado, a no ser que se vea en el contexto de la interacción con los efectos sociales. Se necesita, entonces, investigación longitudinal para entender la interacción gen-ambiente que determine cómo la expresión de vulnerabilidad en la población general puede dar origen a psicopatología más severa.


Comentario del comentario
Bueno, esta fue la presentación de la segunda parte del fascinante artículo de ayer y hoy. Aunque entre mis intereses no esté la esquizofrenia, este artículo me parece espectacular; quizás porque resalta la importancia del contexto social, que sí es uno de mis intereses. Creo que la misma sensación deja escuchar al autor principal exponiendo estas mismas ideas. Como es holandés, tuve la oportunidad de escucharlo acá y casi que al final de la exposición quedé con ganas de estudiar esquizofrenia de lo coherente, estructurado y argumentado que era el discurso del doctor van Os. No le estoy haciendo propaganda sesgada; sólo quería resaltar sus cualidades científicas y académicas...Por cierto, también habla español y estuvo en nuestra Colombia (en Bogotá) en 2012 dando un curso a psiquiatras :-P

No hay comentarios:

Publicar un comentario